Y ahora ¿qué desayuno?

Andrea Cañas

Cuando nos quedamos embarazadas, sobre todo si somos primerizas, nos surgen muchas dudas, muchos miedos y muchas inseguridades. La alimentación es una de las más habituales pues sabemos que todo lo que nosotras comemos, al igual que lo que nos ponemos en la piel, llega al feto de una forma u otra.

Los alimentos que podemos tomar en el desayuno durante el embarazo, idealmente, la vamos a dividir en trimestres:

Primer Trimestre de embarazo

Durante el primer trimestre en muchos casos surgen las temidas nauseas debido a la mayor cantidad de hormonas, como la progesterona, en nuestro organismo Si este es tu caso, tienes a tu alcance algún remedio “medico” y alguno natural, no todos funcionan en todas las personas y en ocasiones se haga lo que se haga hay que darles tiempo a que desaparezcan por si solas.

En cuanto a remedios naturales, que en ocasiones funcionan existen las infusiones de jengibre o la combinación de menta, limón y anís estrellado.

Comer y beber poca cantidad o hacerlo más veces en cantidades más pequeñas es recomendable y sobre todo hidratarse muy bien en caso de que la náusea termine en vómito.

Ingerir alimentos ricos en Vitamina B6 también ayuda, ya que esta favorece el metabolismo de lípidos, carbohidratos y proteínas además de ayudar a regular la actividad hormonal. Los alimentos ricos en zinc son recomendables en esta época, como el plátano o algunos cereales integrales, semillas de calabaza, sésamo o cacahuetes.

Por ello, para este trimestre, tanto si padeces de las temidas nauseas como si no lo haces, pero buscas equilibrar tu desayuno adaptándolo al momento en el que te encuentras un desayuno ideal podrá ser:

Opción dulce:
Gachas de copos de avena integral con leche entera de vaca ecológica. Una bebida vegetal (sin azúcares añadidos), añadiendo canela en polvo, semillas se sésamo molidas, frutos rojos y plátano junto a una infusión. Si tienes nauseas puede ser de jengibre o la mezcla de limón, menta y anís. Si en ese momento no tienes pasa a la opción de una infusión libre de teína, la que más te guste.

 

Opción salada:
Un pan Wasa integral con 1/2 aguacate, semillas de cáñamo y una cucharada de crema de cacahuete. Otra opción es con la misma tostada de pan Wasa con tomate, pechuga de pollo cocida y un poquito de aceite de oliva virgen extra.

Cuando hablo de ingerir los mismos alimentos me refiero a comida real, comida de verdad que esté lo más fresca y lo menos procesada posible, si somos asíduos a otro tipo de alimentación, debemos cambiarla.

 

Segundo y tercer trimestre

Ya nos encontramos mejor, (hay quién tiene suerte y está estupenda desde el primer día). Lo ideal es aumentar la cantidad de calorías y por tanto de comida a lo largo de día, prestando atención al desayuno que es la primera de las tres principales y una de las que controlamos al 100% ya que normalmente siempre se desayuna en casa.

Debemos incluir cereales de calidad, es decir, integrales, frutas y/o verduras y proteína. Y procurar que alguno de los alimentos sea rico en hierro en una las tres comidas principales.

Opción dulce:

Mijo cocido con leche vegetal sin azúcar. Nueces, uvas pasas y cacao desgrasado con dos piezas de fruta entera (no zumo).

Opción salada:

Tostada de pan Wasa integral con pesto de espinacas y lascas de parmesano (unos 40/50g por ración) o tortilla de dos huevos con ensalada de rúcula y tomatitos aliñada con limón.

Esta es la receta del pesto de espinacas, es muy fácil de hacer y os dura dos o tres días en la nevera.


Pesto de espinacas
– Dos puñados de espinacas baby bien lavadas
– 1 puñado de albahaca fresca lavada
– 4 nueces
– 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
– Zumo de medio limón
– Sal

Introducir todos los ingredientes en un procesador de alimentos y batir bien. Corregir de sal si fuera necesario.


Es importante que cuando tomemos alimentos ricos en hierro (sobre todo los de origen vegetal que tienen un hierro con una bio-disponibilidad más baja), lo hagamos acompañándolos de vitamina C, que hace que el hierro se absorba mejor. En los ejemplos anteriores he combinado las espinacas o la rúcula con limón.

En resumen, idealmente un desayuno completo debería contener al menos una pieza de fruta o verdura, alguna de proteína vegetal o animal y cereales o legumbres de calidad, evitando ingerir procesados, azúcares libres y harinas refinadas.

Andrea Cañas Onzaiin

Coach nutricional

http://www.onzaindecasonutricion.com

Entrenadora nutricional en Onzain de Caso Nutrición. Andrea persigue siempre el éxito de cada uno de sus clientes, adaptando la comida a la persona y no al contrario como suele ocurrir. Comer sano, sabroso y estar saludable es posible con las pautas y la organización adecuadas. El objetivo de su mensaje es que las personas vean este mundo de “lo sano” como algo alcanzable y sencillo y no como algo complicado e inaccesible.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *