Prevención de la episiotomía en el parto

¿Es posible mantener el periné íntegro en mi parto? ¿En qué casos se realiza la episiotomía y por qué? Y lo más importante, ¿cómo puedo prevenirla?

Si te has hecho las anteriores preguntas, quédate, que este post viene cargado de información interesante.

¿Qué es una episiotomía?

La episiotomía es un corte/incisión que se realiza en el periné en el momento inmediatamente previo a la salida de la cabeza del bebé en el parto. Es importante saber que este corte se debe realizar bajo efectos de la anestesia (local o epidural) siempre que sea posible. La incisión se realiza en el momento más intenso de la contracción, en el acmé, para lesionar la menor parte de tejido posible.

Según la estrategia de atención al parto normal las EPISIOTOMÍAS en partos eutócicos se realizan en un 42% de los casos (esperemos que esta cifra haya descendido en estos últimos años, ya que este documento está pendiente de revisión, pues es de 2010).

Este resultado se sitúa muy por encima del estándar fijado (15%), de las recomendaciones de la Estrategia de Atención al Parto Normal y de la correspondiente Guía de Práctica Clínica, que señalan no realizarse de rutina en partos espontáneos.

¿Cómo se realiza la técnica?

Se realiza con unas tijeras, comenzando en la zona de la horquilla perineal y se va cortando hacia uno de los lados, en un ángulo de 45 grados. Se puede realizar episiotomía central o mediolateral, pero la central se asocia a lesiones del esfínter anal, por lo que no se recomienda.

¿En qué casos existe indicación para su realización?

La matrona o el ginecólogo decidirán en qué momento realizarla, valorando cómo se distiende el tejido perineal.

Algunos de los factores que pueden inducir a la realización de episiotomía son:

  • Pérdida del bienestar fetal: Cuando hay riesgo de falta de oxígeno en el bebé o el latido cardíaco de este es baja de manera mantenida.
  • En partos de nalgas o pies, y en partos múltiples.
  • Distocia de hombros: complicación en la salida el bebé en la que el hombro anterior se sitúa arriba y atrás del pubis, impidiendo su salida.
  • Probabilidad de desgarro espontáneo importante.
  • Peso fetal elevado (por encima de 4 kilos).
  • Bebés prematuros o muy pequeños.
  • Parto instrumental: utilización de ventosa, fórceps, espátulas

¿Qué dice la evidencia científica respecto a la realización de episiotomía?

  • En la propuesta de la Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud en 2008, se advierte que: a pesar de la amplia evidencia disponible acerca de los beneficios de la práctica restrictiva de la episiotomía, parece que se sigue aplicando en una proporción importante de los partos y sin un criterio común lo que constituye una amplia variabilidad. Es necesaria una información de más calidad para monitorizar esta práctica (Ministerio de Sanidad y Consumo, 2008, p. 56).
  • En las últimas recomendaciones de la OMS de 2018 se recomiendan técnicas para reducir el traumatismo perineal y facilitar el nacimiento espontáneo (masajes perineales, compresas tibias, conducta activa de protección del periné) en función de las preferencias de la mujer y las opciones disponibles.
  • No se recomienda el uso ampliado o uso de rutina de la episiotomía en mujeres que presentan un parto vaginal espontáneo.

Posibles consecuencias de la episiotomía

  • Ampliación incontrolada de la episiotomía.
  • Desgarros perineales del esfínter anal (3ºgrado) o mucosa rectal (4ºgrado).
  • Hemorragia y hematomas.
  • Dolor y edema.
  • Infección y dehiscencia.
  • Dispareunia (dolor en la penetración)
  • Disfunción sexual.
  • Resultados anatómicos insatisfactorios.
  • Disfunción del suelo pélvico.

¿Cómo podemos evitar una episiotomía?

Antes del Parto:

Masaje perineal. Se puede realizar a partir de la semana 33-34 de embarazo. El objetivo del masaje perineal es el de estirar, ablandar y darle más elasticidad al periné para que en el momento del parto esté más preparado para abrirse. Se recomienda realizarlo una vez el día, 5 minutos aproximadamente, con un aceite o crema específico.

Durante el parto:

Verticalidad en el parto y movimiento: Dejar que la mujer el día del parto adopte las posturas en las que se encuentra más cómoda, ofreciéndole alternativas y libertad de movimiento. Las posturas verticales ayudan al descenso de la cabeza del bebé y con la gravedad se consigue que el bebé se coloque de manera óptima por el canal del parto, favoreciendo el expulsivo. La posición ginecológica es cómoda para la persona que asiste el parto, pero es la menos favorecedora para la mujer, pues la pelvis está inmovilizada. La musculatura se ve dificultadas en su distensión y es por eso que existe mayor riesgo de desgarros o episiotomías en esta posición.

Si la mujer lo desea se puede aplicar calor local, mediante el uso de paños húmedos cuando la cabecita del bebé está coronando.

Proteger adecuadamente el periné en el momento de la salida del bebé puede ayudar a que haya menos desgarros. De hecho, el número de episiotomías disminuye conforme aumenta la experiencia del profesional que atiende el parto.

Nuestro consejo

Suscribo uno de los consejos que se dan siempre desde Me and Me: rodéate siempre de profesionales con los que te sientas segura, respetada y comprendida. Esto tiene especial importancia en temas como la episotomía. Al fin y al cabo, ellos te acompañarán antes, durante y después dar a luz y es importante que compartas con ellos tus preocupaciones y deseos para lograr tener, en lo posible, el parto que tú quieres.

 

Image: @monetnicolebirths

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por Luxurious Goods Spain (titular del sitio web www.meandme.com), en su calidad de responsable del tratamiento de datos. La finalidad del tratamiento es gestionar los comentarios que realices en el Blog. La legitimación del tratamiento se realiza con tu consentimiento. No cederemos tus datos a terceros sin tu consentimiento previo. Si no introduces todos los datos marcados como obligatorios en el formulario es posible que no puedas dejar comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, supresión y portabilidad de datos escribiendo a hola@meandme.com. También tienes derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos. Encontraras más información sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.