Embarazada en verano: kit de supervivencia al rescate.

Estar embarazada en verano puede ser muy duro. Las altas temperaturas no te facilitan la vida cuando estás gestando a tu bebé. Hinchazón de piernas y tobillos, mayor pesadez y alteraciones en tu tensión pueden ser los problemas más frecuentes, sobre todo en el último trimestre. Por eso, hemos recopilado una lista de trucos de nuestras mamás favoritas para ayudarte a pasar los calores lo más cómoda y fresquita posible. ¡Ahí va nuestro kit de supervivencia para el verano que cabe en cualquier bolso!

Botella reutilizable

Hidratarte adecuadamente es más importante que nunca. Te ayuda a regular la temperatura corporal, contribuye a la digestión, a transportar los nutrientes hasta las células y te ayudará a combatir el estreñimiento. Y eso, como embarazadas, lo hace aún más interesante. Además, especialmente en el embarazo tiene un papel importante en la reducción de la retención de líquidos. De manera que, hidratándote adecuadamente contribuyes a evitar el aumento de volumen sanguíneo, que causa presión en las venas y provoca hinchazón en tu cuerpo.

Se recomienda tomar, al menos, dos litros de agua o infusiones al día. Una cantidad que puedes complementar tomando ricas frutas de verano que ayudan a saciarte y tanto apetecen fresquitas. ¿A quién no le alegra el día una sandía?

Nuestro tip: usando una botella reutilizable en lugar de comprar botellitas de plástico estarás reduciendo tu huella y, además, la mayoría de ellas te ayudarán a mantener el agua más fresca.

Abanico

Se data el origen de los abanicos al Antiguo Egipto y si esta civilización fue capaz de construir las pirámides en pleno desierto, ¿quiénes somos nosotras para olvidarnos de su segundo mejor invento? Y es que los abanicos no son cosa de abuelas, es un artilugio bien sencillo y que tiene una buena base científica que justifica su uso si estés o no embarazada en verano. Con el movimiento del abanico desplazamos la humedad y creamos un aire seco que absorbe la evaporación de nuestro sudor y nos da la sensación de que la temperatura ha bajado. ¿Qué te parece, faraona?

Nuestro tip: ¡Que viva lo vintage! Es buen momento para recuperar ese abanico de la abuela o de mamá. Es una bonita manera de sentirte un poco más vinculada a las mujeres de tu familia en un momento muy especial.

Spray refrescante

Parece lo contrario pero es un excelente complemento al abanico. Si has estado o eres del sur, conocerás los benditos vaporizadores de agua que muchos establecimientos ponen en sus terrazas. Pues lo que te proponemos no es más que una versión mini y transportable de este gustazo. Pon agua, incluso con algunas gotitas de aroma (ojo, que no sea colonia ni aceite esencial, que con el sol podría provocarte manchas en la piel) en un spray pequeñito. Al vaporizarte y después mover el aire con tu abanico o si estar cerca de un ventilador sentirás una sensación de frescor fantástica. ¿Quién necesita aire acondicionado?

Nuestro tip: Quizás no necesites comprar y puedas reutilizar algún envase de alguna bruma o cosmético. ¡Revisa el armario de baño, es muy posible que te encuentres alguna sorpresa! 😉

Gafas de sol

Proteger tus ojos con unas buenas gafas de sol siempre es importante, mucho más si estás embarazada este verano. Las gafas evitan que la radiación UV-A y UV-B te afecte y además, especialmente en verano, pueden evitar que entren cuerpos extraños y el polvo de ambientes muy secos. Ten en cuenta además, que en la gestación pueden aparecer problemas específicos de la vista como la miopía gestacional y puedes ser más propensa a conjuntivitis y orzuelos. ¿No te parece que siempre hay que echarle un ojo a esto?

Nuestro tip: Si sientes los ojos resecos y cansados puedes recurrir al truco de la abuela: parches de manzanilla tibia. Descongestiona y además tiene propiedades antisépticas. Eso sí, en caso de conjuntivitis y orzuelos es mejor que consultes a un especialista.

Buen calzado

Ni altos ni totalmente planos. La salud de tus pies o altos en el tercer trimestre pero tampoco planos. La salud de tus pies es un punto importante sobre todo al final de la gestación. El aumento de peso y la barriga modifican tu centro de gravedad, por lo que se curva más la lumbar y pueden aparecer los dolores de espalda. Además, puedes ser más propensa a caídas y con peores consecuencias (además de las evidentes) ya que los ligamentos se ablandan y causar torceduras y esguinces. Un buen calzado debería tener unos 3 cm de tacón, una horma holgada, buena sujeción, soportar el arco del pié, buena transpiración, ser de un material blandito para evitar rozaduras e, idealmente, ser antideslizante.

Nuestro tip: Quédate con lo cómodo. Las sandalias con correas y lazos son preciosas pero, si estás embarazada en verano, te costará cada vez más alcanzar tus pies para atártelas. Además, las tiras finas pueden ser un suplicio si se te hincha la pierna.

Ropa holgada

¿Qué me pongo? Hete aquí el gran dilema. Este verano no lo dudes, escoge preferiblemente prendas de vestir amplias y cómodas, que no opriman, de tejidos naturales como algodón o lino en colores claros y olvídate de los oscuros de día, que absorben los rayos del sol. Los vestidos y faldas sueltos serán tus grandes aliados junto con las fantásticas cinturillas anchas de goma que se van adaptando a tu volumen y te ayudan a llevar bien sujeta tu barriga. Mención especial merece la ropa interior: escoge en lo posible prendas de algodón y que no te opriman, ya que de lo contrario podrías favorecer la candidiasis.

Extra tip: Evita los monos si vas a estar muchas horas fuera de casa. Si ya es difícil ir al baño cuando tu barriga no te deja verte los pies ni dónde atinas, aún más difícil ir al baño en un restaurante cuando toda tu ropa puede caer en tus tobillos. Los monos son monísimos y más en una embarazada. Pero ir al baño de un chiringuito sin consecuencias ¡puede ser toda una odisea!

Snack saludable

Los frutos secos deberían estar siempre en el bolso de una embarazada. Te quitan el pellizco de hambre, te dan ese puntito de energía y evitas consumir cualquier cosa procesada, eso ya lo sabes. Pero es que además, sobre todo en el primer trimestre, según los estudios, contribuyen al desarrollo cognitiva del bebé, beneficio que se atribuye a su contenido en ácido fólico y ácidos grasos esenciales como Omega 3 y Omega 6. Los más adecuados serían piñones, nueces, almendras y avellanas. ¡Serán tu salvavidas cuando el hambre y el cansancio aprietan!

Nuestro tip: Si compras a granel tus frutos secos podrás ahorrar un poquito y evitar sus envases de plástico. Nuestra recomendación es que los compres a granel en tu tienda de cercanía y pongas un puñadito en una cajita que lleves siempre en tu bolso.

Tratamiento integral de piernas de Me and Me

No solo estar embarazada en verano. También el trabajo sedentario, las horas de pie, el calor y, también el embarazo, afectan la correcta circulación sanguínea de tus piernas. Esto provoca hinchazón, retención de líquidos, cansancio, dolor e incluso la aparición de varices.

Nuestro Tratamiento integral de Piernas te alivia de manera inmediata y actúa rápidamente reduciendo la inflamación, el dolor y la fatiga. Usándolo con frecuencia se previene y reduce la aparición de varices y arañas vasculares. También ayuda a  disminuir la retención de líquidos y a redefinir las piernas. Hidrata en profundidad la piel y su textura fluida facilita una rápida absorción. ¡Para para avanzar por el verano a buen pasito y que nada te detenga!

Nuestro tip: Cuando termines el producto puedes reutilizar el envase para rellenarlo con tu crema hidratante u otros cosméticos cuando vayas de viaje. ¡Por su tamaño podrás llevarlo en tu equipaje de mano en el avión!

¿Tienes algún truco más que quieras compartir con nosotras? ¡Te leemos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por Luxurious Goods Spain (titular del sitio web www.meandme.com), en su calidad de responsable del tratamiento de datos. La finalidad del tratamiento es gestionar los comentarios que realices en el Blog. La legitimación del tratamiento se realiza con tu consentimiento. No cederemos tus datos a terceros sin tu consentimiento previo. Si no introduces todos los datos marcados como obligatorios en el formulario es posible que no puedas dejar comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, supresión y portabilidad de datos escribiendo a hola@meandme.com. También tienes derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos. Encontraras más información sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.