Descubre las causas por las que se produce la piel seca en el bebé, qué problemas provoca y cómo puedes cuidar a tu bebé para conseguir una piel suave y saludable

Cuántas madres de repente nos hemos alarmado al mirar la piel de nuestro bebé y verle esas escamitas blancas de sequedad de piel. Nuestra máxima cuando somos madres es la protección de ese bebé en todos los aspectos, así que tranquila que te vamos a dar algunos consejos que te ayudarán con la piel de tu bebé.

¿Qué es la piel seca del bebé?

Casi todos los bebés igual que los adultos tenemos periodos de piel seca o piel deshidratada de vez en cuando. Y muchas de las mismas cosas que nos influyen a los adultos son las que hacen que la piel del bebé necesite más hidratación.

La exposición a temperaturas frías y aire seco, especialmente común en invierno, puede debilitar la humedad habitual de la piel del bebé, o pasar demasiado tiempo sumergiéndose en baños calientes, aunque sea relajante y acogedor, puede provocar ese mismo efecto. En definitiva, la piel fina y delicada de nuestro bebé lo hace más propenso a resecarse.

¿Cómo sabemos que hablamos de piel seca o deshidratada en el bebé?

Cuando vemos aspereza, descamación y líneas finas o grietas en la piel de nuestro bebé, son signos de que la piel de tu bebé necesita más humedad. Las manchas secas pueden aparecer en cualquier lugar, pero son especialmente comunes en las manos, los pies, la cara y los labios.

La sequedad leve probablemente no molestará mucho a nuestro bebé, pero la piel muy seca puede causar picazón, lo que puede llevarla a rascarse e irritarla aún más.

¿Cómo podemos cuidar la piel del bebé?

Las estrategias sencillas y caseras suelen ser suficientes para calmar y reparar la piel deshidratada del bebé

  • Los baños del bebé, cortos y cálidos.  Los baños largos, calientes y burbujeantes pueden quitar la humedad que tanto necesita la piel de nuestro bebé. Mejor usa agua tibia en lugar de agua muy caliente y opta por un gel sin perfume y sin jabón en lugar de un baño de burbujas jabonoso. Cuando sea el momento de secarle con una toalla, trata con cuidado la piel de tu bebé para secarla suavemente en lugar de frotarla. Después del baño aplica una crema hidratante para retener la humedad, que no tenga disruptores endocrinos y que sea lo más natural posible.
  • Hidratar, hidratar, hidratar.  Aplica una crema hidratante nutriente inmediatamente después de la hora del baño y nuevamente una o dos veces durante el día. Elige cremas de bebé que no tengan perfumes y que sean muy naturales.
  • Mantén a tu bebé muy hidratado. Asegúrate de que ingiera muchos líquidos de la leche materna si esta es tu opción. Pero no le ofrezcas agua hasta que el pediatra te dé luz verde, por lo general alrededor de los 6 meses, cuando tu hijo comience con los sólidos.
  • Ajusta la temperatura. El aire caliente tiende a ser más seco, así que resiste la tentación de calentar demasiado la habitación de tu bebé. Ajusta el termostato alrededor de 21 grados y quizás es buena idea usar un humidificador para tener un grado de humedad óptimo.
  • Abrígale en el invierno. La piel que está expuesta al aire frío y seco es más propensa a la sequedad. Antes de salir, cubre a tu pequeño con un gorro y guantes y aplícale una crema o bálsamo en las mejillas y los labios para que le protejan. En días muy ventosos, bloquea el viento colocando una cubierta de lluvia de plástico sobre el cochecito.
  •  Alerta con la baba y los mocos. Ten siempre a mano algunos pañuelos de algodón orgánico. El exceso de humedad de la saliva o la secreción nasal puede provocar piel agrietada, especialmente cuando estás en el frío.
  • Si lo llevas a una piscina o al mar. Enjuaga a tu bebé con agua tibia después de nadar en la piscina o en el mar. Tanto el cloro como la sal pueden resecar su piel, incluso en verano.
  • Mira tu detergente para ropa. Escoge uno que tenga en cuenta al bebé y que cumpla todos los requisitos hipoalergénicos.

Por todo ello y aprovechando el Día Internacional del Niño, desde Me and Me os traemos de forma temporal un pack de productos conscientes para cuidar tanto la piel de la madre como por primera vez de la del bebé. Para ello, os ofrecemos un valioso pack de edición limitada en colaboración con la marca de cosmética de lujo para bebés Little Butterfly London.

Me and Me & Little Butterfly London Limited Edition

Es un pack diseñado exclusivamente para mamás y sus bebés que se merecen los mejores cuidados y una cosmética consciente que proteja la piel de forma segura y responsable.

Este pack constará de todos los productos de Me And Me junto con la línea básica de productos los de la marca británica para crear un regalo único y especial en esta fecha tan importante para nosotros.

Sobre Little Butterfly London

Little Butterfly London está considerara como la marca de cosméticos de lujo diseñada exclusivamente para el cuidado de la piel del bebé más importante del mundo. Sus fórmulas cuentan con la garantía del Sello Ecocert que certifica la procedencia ecológica de sus productos.

 

Sobre Me and Me

Me and Me es la marca de referencia en cosmética consciente diseñada exclusivamente y con el máximo rigor científico para cuidar la piel de las mamás durante el embarazo y la maternidad manteniendo el compromiso y respeto por la seguridad de sus bebés. Es la primera marca de cosmética del mundo que nace para cubrir las necesidades de la piel a lo largo de los 1000 primeros días de la maternidad, la etapa más importante en la vida de una persona. Su formulación no contiene disruptores endocrinos y es completamente segura tanto para la mamá como para el bebé.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por Luxurious Goods Spain (titular del sitio web www.meandme.com), en su calidad de responsable del tratamiento de datos. La finalidad del tratamiento es gestionar los comentarios que realices en el Blog. La legitimación del tratamiento se realiza con tu consentimiento. No cederemos tus datos a terceros sin tu consentimiento previo. Si no introduces todos los datos marcados como obligatorios en el formulario es posible que no puedas dejar comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, supresión y portabilidad de datos escribiendo a hola@meandme.com. También tienes derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos. Encontraras más información sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.